Categorías
Aislar Ventanas

Tapar las rajas en las ventanas

Uno de los lugares por los que más se escapa el calor de nuestras viviendas, son las grietas o rajas que hay en nuestras ventanas. Los ensamblajes de las ventanas, sobretodo si son antiguas, no son herméticos al 100%, y por tanto permiten el paso de aire frío desde el exterior, contribuyendo a bajar la temperatura de nuestra vivienda. Tapar las rajas en las ventanas nos ayuda a solucionar este problema.

Estas rajas en las ventanas pueden aparecer en el propio marco, si está compuesto por varias piezas atornilladas entre sí, o alrededor de la ventana, en su unión con la pared. Este problema aumenta si son sobrepuestas y no puestas de obra. También pueden aparecer rajas en las tapas de los cajones de persianas y otros lugares.

La solución más fácil para tapar las rajas en las ventanas es utilizar silicona, aplicándola sobre los lugares donde vemos que hay rajas. Para poder verificar bien en qué puntos debes aplicarla, sigue estos pasos:

  1. Apaga la luz de la estancia en la que se encuentra la ventana.
  2. Baja la persiana y cierra cualquier puerta que permita la entrada de luz, para dejar la estancia totalmente a oscuras.
  3. Una vez a oscuras, observa las rajas de la ventana por las que entra la luz exterior.

Una vez localizados todos los puntos en los que se filtra la luz tienes que aplicar la silicona en ellos. Estos puntos es por donde se escapa el calor de la vivienda.

En nuestro caso, te recomendamos una silicona transparente, como esta:

La podrás aplicar sobre cualquier ventana, ya sea de hierro, madera, aluminio, pvc… Y sin que importe el color, puesto que al ser transparente apenas se nota.

Una vez que hayas aplicado el producto, verás cómo mejora de forma el aislamiento de las ventanas, sobretodo en días que haga mucho viento.

Además, si tus ventanas son antiguas, puedes complementar esta solución con el aislamiento de tus cristales del frío. De esta forma mejorarás mucho el aislamiento del exterior, y disminuyendo de forma importante la pérdida de calor.