Categorías
Aislar Ventanas

Tapar las rajas en las ventanas

Uno de los lugares por los que más se escapa el calor de nuestras viviendas, son las grietas o rajas que hay en nuestras ventanas. Los ensamblajes de las ventanas, sobretodo si son antiguas, no son herméticos al 100%, y por tanto permiten el paso de aire frío desde el exterior, contribuyendo a bajar la temperatura de nuestra vivienda. Tapar las rajas en las ventanas nos ayuda a solucionar este problema.

Estas rajas en las ventanas pueden aparecer en el propio marco, si está compuesto por varias piezas atornilladas entre sí, o alrededor de la ventana, en su unión con la pared. Este problema aumenta si son sobrepuestas y no puestas de obra. También pueden aparecer rajas en las tapas de los cajones de persianas y otros lugares.

La solución más fácil para tapar las rajas en las ventanas es utilizar silicona, aplicándola sobre los lugares donde vemos que hay rajas. Para poder verificar bien en qué puntos debes aplicarla, sigue estos pasos:

  1. Apaga la luz de la estancia en la que se encuentra la ventana.
  2. Baja la persiana y cierra cualquier puerta que permita la entrada de luz, para dejar la estancia totalmente a oscuras.
  3. Una vez a oscuras, observa las rajas de la ventana por las que entra la luz exterior.

Una vez localizados todos los puntos en los que se filtra la luz tienes que aplicar la silicona en ellos. Estos puntos es por donde se escapa el calor de la vivienda.

En nuestro caso, te recomendamos una silicona transparente, como esta:

La podrás aplicar sobre cualquier ventana, ya sea de hierro, madera, aluminio, pvc… Y sin que importe el color, puesto que al ser transparente apenas se nota.

Una vez que hayas aplicado el producto, verás cómo mejora de forma el aislamiento de las ventanas, sobretodo en días que haga mucho viento.

Además, si tus ventanas son antiguas, puedes complementar esta solución con el aislamiento de tus cristales del frío. De esta forma mejorarás mucho el aislamiento del exterior, y disminuyendo de forma importante la pérdida de calor.

Categorías
Aislar Cristales Ventanas

Aislar cristales del frío

Pese a la cantidad de materiales y bajada de precios de los nuevos materiales, no todos podemos disponer en nuestras ventanas de cristales que nos protejan del frío exterior. Hay circunstancias en la que no es posible adaptar nuestras ventanas con unos cristales que aíslen correctamente del frío, o bien porque económicamente no es factible, o porque no es una inversión rentable. Aquí te explicamos cómo aislar tus cristales del frío para mejorar el confort de tu vivienda.

¿Pero debemos renunciar entonces a que nuestros cristales nos aíslen del frío? La respuesta es no. No, porque existen soluciones que van a permitirnos aislar los cristales de nuestras ventanas del frío exterior, y por tanto evitarán también que este frío penetre en nuestras casas a través de los cristales.

Te vamos a poner dos soluciones sencillas y muy económicas que permitirán, con muy poco dinero, aislar tus cristales del frío, evitando que el frío entre en tu casa a través de las ventanas.

Plástico de burbujas para aislar cristales del frío

La solución más económica, si bien en según que entorno puede que no sea la más atractiva visualmente, es colocar plástico de burbujas en tus cristales. Esta solución te garantiza un aislamiento total de tus cristales del frío exterior, y cuesta menos de diez euros. Aquí te dejamos un enlace para que puedas adquirir el producto a un precio insuperable:

Estamos seguro de que con esto, podrás aislar esas ventanas viejas, que no usas muy a menudo, pero que suponen una enorme pérdida de calor de tu casa, y de dinero, y dar solución a esa fuga de calor mitigando casi por completo la entrada de frío por los cristales de las ventanas.

Láminas aislantes para cristales

Otra opción muy efectiva, y que visualmente no se nota a no ser que uno se acerque a la ventana, es utilizar láminas aislantes para cristales.

Estas láminas, de muy fácil colocación, se instalan de la siguiente manera:

  1. Se pega en todo el contorno de la ventana, alrededor del cristal, una cinta de doble cara que viene en el envase.
  2. A continuación, se pone la lámina transparente pegada sobre esta cinta de doble cara, deforma que creamos una cámara de aire entre el cristal y la lámina.
  3. Se recorta la lámina para que no sobresalga nada del contorno de la cinta adhesiva.
  4. Finalmente, con la ayuda de un secador, se aplica calor con cuidado sobre la lámina, y ésta se tensa, quedando visualmente transparente.

Este método es económico y mucho más indicado para estancias en las que pasamos horas, o bien necesitamos ver a través de los cristales, por su apariencia mucho más curiosa y visualmente más atractiva.

Estas son las tres opciones que hemos probado y que os recomendamos, para instalar las láminas transparentes en vuestras ventanas, y aislar los cristales del frío:

Esperamos que con estas soluciones, baratas, sencillas y eficaces, podáis aislar vuestros cristales del frío adecuadamente, mejorando el confort de vuestras viviendas, y ahorrando dinero en calefacción.

Categorías
Aislar Calefacción Persianas

Aislar el cajón de la persiana

El cajón de la persiana es uno de los lugares por el que más pérdida de calor se produce. Para ahorrar en calefacción, es importante aislar el cajón de la persiana, de forma que se minimice la pérdida de calor, aumentando el ahorro.

Existen soluciones específicas para poder aislar el cajón de la persiana, y en concreto nosotros te recomendamos este aislante, que viene ya preparado para dejarlo listo sin ninguna complicación.

La instalación de este aislante es sencilla y su instalación conlleva muy poco tiempo. El proceso a seguir para aislar el cajón de la persiana utilizando este producto es el siguiente:

  1. En primer lugar, se quita la tapa del cajón de la persiana, desatornillándola de su soporte.
  2. En segundo lugar, medimos el tamaño del cajón para poder recortar el aislante y colocarlo. Para ello, nos ayudaremos de la tapa que hemos desmontado.
  3. En tercer lugar, se coloca el aislante para el cajón de la persiana por la parte que vemos del cajón, es decir, la que está abierta hacia nosotros, utilizando las cintas adhesivas que vienen con el producto.
  4. Finalmente, volvemos a colocar la tapa del cajón, y ya hemos terminado el proceso.

Aquí os dejamos un vídeo donde se puede ver el proceso de instalación del aislante para el cajón de la persiana, donde podréis comprobar lo fácil que es instalarlo, y os servirá de ayuda para cuando os pongáis a ello:

Esperamos que con este y otros trucos os podáis ahorrar un buen dinero en calefacción aislando vuestra casa del frío, y mejorando el confort de vuestra vivienda de forma fácil y económica.

Categorías
Calefacción

Ahorrar en calefacción es posible

Se acerca el invierno y el frío amenaza con llegar. Y con el frío, llega también un agujero a tus bolsillos. ¿Sabías que unas ventanas mal aisladas suponen una pérdida de hasta el 70% del calor? ¿Y si pudieras ahorrar en calefacción corrigiendo esta situación?

Ahora calcula el precio de la luz, del gasoil o del gas, según lo que tengas en tu vivienda, y haz cuentas de cuánto dinero estás perdiendo.

Con nuestros consejos podrás ahorrar mucho dinero y tener un hogar mucho más confortable, reduciendo de forma económica las pérdidas de calor. Te mostramos acciones que nosotros mismo hemos probado, y te aconsejamos productos que conocemos y cuyo funcionamiento sabemos que es más que correcto, con la finalidad de que puedas aislar tu vivienda correctamente, ayudándote a ahorrar en calefacción de una forma sencilla y que no te conlleve grandes desembolsos.

Estamos seguros de que con nuestros consejos podrás pasar un invierno mucho más confortable en tu casa, y hasta tú mismo te sorprenderás de cómo medidas tan simples como la de aislar el cajón de la persiana, o la de aislar cristales del frío, te hacen notar la mejoría, en cuanto a temperatura y confort de tu vivienda, de una forma que no imaginabas, y con unas soluciones realmente baratas y sencillas de ejecutar.

Si quieres ahorrar fácilmente en calefacción sin hacer obras, y sin realizar grandes gastos, estate atento a nuestras publicaciones. Porque en invierno, más que nunca, una casa más caliente es una familia más feliz.